Mi?rcoles, 05 de noviembre de 2008

A medida que nos aproximamos al centenario de la muerte de Isaac Albéniz y al 150 aniversario de su nacimiento, crece progresivamente el interés por su contribución altamente original a la música clásica europea, así como el aprecio por su monumental logro de crear una música de concierto española moderna y por su versatilidad como compositor, no sólo de piezas para piano, sino también de canciones y óperas. Son sus composiciones para piano, sin embargo, sus obras más distintivas y las que permanecen como el centro de su producción. Aunque no escribiera música para guitarra, algunas de ellas forman el núcleo del repertorio de este instrumento en las muchas transcripciones que se han hecho, empezando por las de Francesc Tàrrega, ya en el siglo xix, y las de su discípulo Miquel Llobet. Javier Riba continúa esta tradición con sus brillantes versiones de diferentes obras que nunca antes se habían tocado en guitarra sola.

[...]



Se da una abundancia generosa de música por toda Iberia, hasta el punto que Debussy le criticó a Albéniz que «tirara la música por la ventana». Parece que ello imposibilitaría la ejecución de Iberia en la guitarra, de limitados recursos armónicos y contrapuntísticos. En época de Albéniz, existía un Trío Iberia que tocó transcripciones de Iberia a satisfacción y gusto del compositor, ya que, compuesto de bandurria, laúd y guitarra, era plenamente capaz de realizar sus intenciones. Y Miquel Llobet, por otra parte, arregló Evocación para dos guitarras. Pero siempre ha parecido que una sola guitarra no podría hacer justicia a esta música. El virtuoso de la guitarra Javier Riba, un artista de primera línea, ha demostrado la falsedad de esta afirmación, por lo que debemos estarle todos agradecidos.


W. A. CLARK  (extracto de sus Notas al CD)


 


Publicado por Javier_Riba @ 0:57  | Rese?as y cr?ticas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios